jueves, 10 de septiembre de 2015

Súper batido para quitar y prevenir la anemia.


INGREDIENTES

· 1 Cucharada de Miel
· 1 Cucharada de mantequilla de Almendra Natural
· Media remolacha (betabel) de tamaño mediano
· Una porción de espinaca
· 2 tazas de agua purificada

PREPARACIÓN

Colocar todos los ingredientes en la licuadora, y batir por unos minutos, hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Toma este batido 3 veces al día y despídete de las deficiencias de muchos macro nutrientes y micro nutrientes.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Recetas vegetarianas y veganas para niños



La dieta vegetariana es una opción cada vez más habitual para los padres y los niños, una opción con la que se puede llevar una alimentación sana y rica. Con esta selección de recetas vegetarianas y veganas tendrás un menú completo.

Las recetas vegetarianas no significan renunciar a una dieta equilibrada, ya que se pueden sustituir las proteínas de la carne con otros alimentos, siempre bajo recomendaciones del médico o nutricionista, sobre todo en el caso de los niños.

Dieta vegetariana

Algunas recomendaciones son organizar bien los menús, planificarlos con tiempo para asegurarse de que cubran todas lasnecesidades de proteínas, vitaminas, minerales etc.

Todas las comidas deben llevar ciertas proporciones de cada uno de ellos, hay que respetarlas para evitar anemias u otros trastornos alimenticios.

Algunos de los nutrientes que más se deben cuidar en la dieta vegetariana de los niños son el hierro, el calcio, los ácidos grasos esenciales y las vitaminasD y B12.

Lo mejor es consultar con el pediatra o nutricionista para que nos indique cuales son los alimentos más recomendados en cada etapa, sobre todo para los bebés.

Si necesitas ideas para un menú vegetariano, o algunas recetas veganas, aquí te proponemos entrantes, primeros platos, segundos platos y postres.

Cuéntanos qué platos vegetarianos preparas para la comida o la cena de los niños.

AQUI TE DEJAMOS LINKS DE DIFERENTES COMIDAS QUE PUEDES REALIZAR.












Lasaña de verduras para vegetarianos



La lasaña es un plato tradicional que gusta mucho a los niños. Es una receta nutritiva y muy completa, además de fácil de hacer. Una variante vegetariana es esta original lasaña de verduras, perfecta para la comida de los niños.

Con esta receta que te proponemos  hoy, tendrás un plato sin carne, sólo con verduras, pero igual de sabroso que la receta de lasaña de las abuelas. Una variante para que los niños no se aburran de repetir plato, puedes preparar bastante cantidad y congelarla.


Ingredientes
14 placas de lasaña
1 calabacín
2 tomates
2 zanahorias
200 gr. de espinacas
1 l. de leche
4 cucharadas de harina
2 cucharadas de aceite y 2 de mantequilla o margarina
150 ml. de tomate frito
Sal y pimienta negra



Preparación de la lasaña de verduras

1. Lavar y trocear bien las verduras, cortando el calabacín, las zanahorias y los tomates en taquitos.

2. Poner un poco de aceite en una sartén, echar las espinacas con un poco de sal y freír durante unos minutos a fuego medio, hasta que suelten el agua y se reduzcan. Sacar y reservar en una fuente.

3. Freír el resto de verduras. Echar primero las zanahorias, dejar un par de minutos, añadir el calabacín, dejar cinco minutos y por último añadir la berenjena. Freír todo junto unos minutos más, añadir un poco de sal y pimienta al gusto.

4. Volcar las verduras en la fuente con las espinacas. Añadir el tomate frito y mezclar bien, corregir de sal y pimienta si hace falta.

5. Poner las placas de lasaña en agua hirviendo durante el tiempo que indique el paquete, aproximadamente quince minutos.

6. Hacer la bechamel. Para ello, poner en una sartén dos cucharadas de aceite y dos de mantequilla. Cuando ésta se haya derretido, añadir cuatro cucharadas de harina para formar una pasta. Echar un poco de leche y dejar que absorba, seguir añadiendo más poco a poco hasta que esté cremosa. Añadir una pizca de sal

7. Montar la lasaña. En un molde rectangular apto para horno poner una base de placas de lasaña (previamente escurridas), por encima las verduras con el tomate, una capa de placas de lasaña y encima bechamel. Repetir el proceso hasta terminar las capas, dependerá del tamaño del molde.

8. Hornear la lasaña durante unos 30 minutos a 180ºC. Se puede echar un poco de queso rallado por encima para gratinar.

Berenjenas rellenas de verdura al horno



Las recetas de verdura se pueden resistir un poco a los niños, porque no suelen gustarles. Pero seguro que estas berenjenas rellenas de verdura al horno hecho especialmente para niños les gustarán por su sabor y presentación tan original. Nos enseña a prepararlas, paso a paso.

Las berenjenas pueden prepararse de muchas formas diferentes pero en esta ocasión, para hacer la receta más sana, sólo tienes que freírlas un poco y llevarlas al horno, así tendrás un plato ligero y variado, perfecto para una dieta light.


Ingredientes
2 berenjenas
1 calabacín
½ cebolla
50 gr. de champiñones
2 tomates rojos
100 gr de jamón de york en dados
50 ml. de nata para cocinar
Queso parmesano rallado
Aceite de oliva
Pimienta negra y Sal 



Preparación de las berenjenas rellenas de verdura al horno

1. Lavar bien as berenjenas, cortar los extremos y abrirlas por la mitad. Quitar la carne con un cuchillo con cuidado, y reservar la cáscara.

2. Lavar el calabacín y los champiñones. Pelar el calabacín, trocear las dos verduras en taquitos muy pequeños, y picar muy fina la cebolla. Hacer lo mismo con la carne de la berenjena, y mezclar todo.

3. Poner a calentar una sartén a fuego medio-bajo con un chorrito de aceite. Echar el picadito de las verduras y los dados de jamón y freír, removiendo de vez en cuando, durante unos diez minutos, hasta que la verdura se ablande. Salpimentar y retirar del fuego.

4. Precalentar el horno a 180ºC. Repartir la mezcla en las berenjenas, echar una cucharada de nata por encima y espolvorear queso parmesano. Por encima de cada berenjena poner rodajas de tomate.

5. Colocar las berenjenas en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Meter al horno durante unos cinco minutos a 180ºC, hasta que el queso se gratine, y servir.

Croquetas de soja. Una exquisita y sana receta



¿A qué niños no les gusta las croquetas? A muy pocos, ¿verdad? Seguro que a muchos niños les va a encantar las croquetas que proponemos en esta ocasión. Llevan soja y algunas verduras muy bien ‘enmascaradas’, con lo cuál los niños a los que no les gustan las verduras, no las van a notar. Además de saludables y nutritivas, están muy ricas de sabor.

Esta es una buena ocasión para introducir la soja en la dieta de los niños. La soja, como muchos ya saben, es una legumbre con muchísimas propiedades nutricionales que aporta proteínas de alta calidad a los niños. Una alimentación a base de soja puede ayudar a los niños en algún proceso alérgico como es la dermatitis atópica y otras erupciones en la piel. Guiainfantil.com nos anima a comer soja con los niños.


Ingredientes:
250 gr. de soja texturizada
2 tazas de leche de soja
1/2 taza de harina integral
2 puerros
1 cebollas
½ pimiento rojo
1 zanahoria
1 ramas de apio
Nuez moscada
Sal y aceite



Preparación de las croquetas de soja, paso a paso:

1- Poner la soja en remojo (con el doble de agua) durante una hora, para que se hidrate.

2- Picar (si puedes rallarlos, mejor) los puerros, la cebolla, el pimiento, la zanahoria y el apio, y llevar todo a fuego lento con aceite, por media hora o hasta que estén hechas.

3- Añadir la soja escurrida a las verduras fritas y dejarlas reposar por unos 15 minutos.

4- Pasado este tiempo, volver a llevar la mezcla al fuego lento, añadir la harina, la leche, un poco de nuez moscada rallada y la sal. Batir todo con una varilla para que se mezcle todo muy bien, y se consiga una masa espesa.

5- Retirar del fuego y reservar la masa hasta que se enfríe.

6- Enseguida, dar forma a las croquetas. Pasarlas por el huevo batido y pan rallado, y freírlas en aceite caliente.

7- Si no deseas freírlas, podrás hacerlas en el horno, en una fuente previamente untada con aceite. Tardarían unos 15 minutos para estar listas.

8- Se puede acompañar las croquetas con una ensalada ligera, con arroz integral o con una salsa de tomate ligera. Nosotros hemos elegido una mayonesa muy suave.

Hummus. Receta de puré de garbanzos para niños



Un entrante ligero, sano y lleno de nutrientes para los niños.  Nos ofrece esta sencilla receta de hummus, un puré de garbanzos, que se toma frío y acompañado de pan de pita o verduras crudas. Una forma más saludable de empezar una comida.

El hummus se toma no sólo en la dieta vegetariana, sino que se ha vuelto muy popular porque es un entrante o acompañamiento fácil de hacer y una forma diferente de que los niños aprovechen los nutrientes de las legumbres.


Ingredientes
400 gr. de garbanzos cocidos
1 limón
3 cucharadas de tahini
1 diente de ajo
70 ml. de aceite de oliva
Perejil
Pimentón dulce
Comino en polvo
Pimienta negra
Sal 



Preparación del hummus, puré de garbanzos

1. Pelar el diente de ajo. Se puede retirar la parte central con un cuchillo, para que no repita. Cortarlo en trocitos.

2. Poner en el vaso de la batidora el diente de ajo y el resto de ingredientes, incluido un poco del caldo de los garbanzos, cocidos anteriormente. Añadir las especias: una cucharadita de perejil, media de pimentón, una pizca de pimienta negra, comino en polvo y de sal.

3. Triturar todo hasta formar una pasta homogénea. Si queda muy espesa agregar un poco más de caldo.

4. Servir en un bol con un chorrito de aceite de oliva por encima y un poco más de pimentón para decorar. Nosotros hemos decorado también con algunas aceitunas negras. A la hora de servir, acompañar de pan de pita o verduras crudas.

Guia para Nuevos Vegetarianos



Si estás realizando el cambio a una dieta vegetariana por sus beneficios para la salud, te alegrará saber que existe otra magnífica ventaja adicional en la comida vegetariana: es delicioso y divertido explorar alimentos nuevos. Una comidavegetariana puede ser tan familiar como espagueti con salsa marinara, tan reconfortante como un tazón de sopa de zanahoria rica y cremosa, o tan exótica como alubias negras caribeñas con tomates marinados de la sección de recetas.

El cambio a una dieta vegetariana es más fácil de lo que puedas pensar. La mayoría de las personas, tanto si son vegetarianos como si comen carne, típicamente utilizan una gama reducida de recetas; la familia media come sólo ocho o nueve cenas diferentes de forma repetida. Puedes aplicar unmétodo sencillo de tres pasos para empezar con nueve menús para cenas vegetarianas que te gusten y puedas preparar fácilmente.

En primer lugar, piensa en tres comidas vegetarianas que ya te gustan. Las más comunes son verduras fritas al estilo chino, sopa de verduras, o pasta primavera. En segundo lugar, piensa en tres recetasque preparas habitualmente que puedan ser adaptadas con facilidad a un menú vegetariano. Por ejemplo, una receta favorita de chile puede ser elaborada con los mismos ingredientes; tan sólo sustituye la carne por alubias o proteína vegetal texturizada. Prepara burritos de alubias (usando alubias refritas vegetarianas enlatadas) en lugar de burritos de carne. Muchas sopas, guisos y estofados pueden ser convertidos en platos vegetarianos con pocos cambios sencillos. Finalmente, revisa algunos libros de cocina vegetariana de la biblioteca y experimenta con las recetas durante una semana o así, hasta que encuentres tres de ellas que sean deliciosas y fáciles de preparar. De esa forma, con mínimos cambios en tus menús, dispondrás de nueve cenas vegetarianas.

Después de eso, empezar con opciones vegetarianas para el desayuno y el almuerzo es fácil. Prueba los bollos con mermelada de frutas, las tostadas sin colesterol, o los cereales para los desayunos. Los sandwiches, con cremas como el hummus o el paté de alubias blancas, con limón y ajo, las ensaladas de pasta, o incluso las sobras de la cena hacen buenos.


Consejos para el Cambio a una Dieta Vegetariana

• Los alimentos preparados ahorran tiempo de cocción. Las tiendas de alimentos naturales ofrecen una amplia gama de sopas instantáneas y platos preparados. Los supermercados normales también ofrecen muchos alimentos vegetarianos rápidos. Muchas sopas enlatadas, como la minestrone, la sopa de alubias negras o la de verduras, son vegetarianas. Las mezclas de arroz con sabores, como el arroz al curry o Rice-a-Roni, pueden convertirse en una entrada con una lata de alubias. O prueba las alubias cocidas vegetarianas, las alubias refritas, la salsa sloppy joe y la salsa de espagueti sin carne.

• ¡Pídelos! Incluso los restaurantes que no ofrecen entrantes vegetarianos pueden generalmente prepararte un plato de pasta o de verduras si se lo pides. Si asistes a una celebración con comida, habla con el camarero antes de que te sirva y pídele que te quite la pechuga de pollo de tu plato y te añada una patata cocida de más. Las líneas aéreas ofrecen comidas vegetarianas si se solicita por anticipado; solicita a tu agente de viajes que te reserven una para ti, o llama al teléfono de reservas de la compañía aérea.

• Encarga tu próxima pizza sin queso pero con muchos ingredientes vegetales.

• Busca libros de cocina vegetariana en tu biblioteca local o librería y diviértete experimentando con nuevos alimentos y recetas.

• Las mejores opciones para encontrar comida vegetariana cuando se come fuera de casa son los restaurantes internacionales. Los restaurantes italianos, chinos, mexicanos o hindúes ofrecen una amplia variedad de platos vegetarianos.

• La Soja Texturizada o Proteína Vegetal Texturizada (TVP) no contiene grasa, posee una textura como la de la carne picada, y está fantástica en los tacos, el chile y sloppy joes. Búscala en tiendas de dietética.

• Las barbacoas de verano son sanas y divertidas con hamburguesas y perritos calientes sin carne. O, para un verdadero cambio, puedes asar rodajas gruesas de verduras marinadas como berenjena, calabacín o tomate.

• Visita las tiendas étnicas para encontrar alimentos vegetarianos especiales. Las tiendas de alimentos de oriente medio ofrecen hojas de vid rellenas, falafel y paté de berenjenas. Los mercados italianos son un lugar fantástico para encontrar buenos panes caseros, tomates secos y pasta fresca. Los mercados hindúes y asiáticos ofrecen también muchas especialidades vegetarianas.

• Los platos más sencillos son a menudo los que más satisfacen. Un arroz integral, suavemente condimentado con hierbas y limón y un puñado de pipas de girasol o frutos secos troceados, constituye un plato perfecto.

• Añade variedad a tu dieta con facilidad preparando alimentos conocidos de nuevas maneras interesantes. Cocina el arroz en una mezcla de agua y zumo de manzana. Mezcla el brécol con pasas, esparce pipas de girasol o almendras troceadas sobre las verduras. Cuece zanahorias, nabos, col o chirivías en zumo de naranja.

• Al viajar, llévate muchos aperitivos vegetarianos como sopas instantáneas, fruta fresca, verduras crudas, barritas energéticas y de cereales y galletas de avena hechas en casa. Llena una nevera portátil de sandwiches y envases individuales de zumos y leche de soja.


Menú de Ejemplo para Nuevos Vegetarianos

Menú nº 1
Desayuno
• 1 taza de harina de avena con canela y pasas y
• 1/2 taza de leche de soja enriquecida
• 1 rebanada de pan tostado con 1 cucharada de mantequilla de almendra
• 1/2 pomelo

Almuerzo
• Pita de trigo integral rellena con hummus, rodajas de tomate y lechuga
• Palitos de zanahoria

Cena
• 1 taza de alubias cocidas con melaza
• Boniato (batata) asado
• 1 taza de hojas de berza cocidas al vapor rociadas con zumo de limón
• Manzana asada

Aperitivo
• Batido de leche de soja con banana

Menú Ejemplo nº 2

Desayuno
• 3 tortitas de harina de avena cubiertas con compota de manzana
• Zumo de naranja enriquecido con calcio
• Fruta fresca

Almuerzo
• Burritos de frijoles: frijoles negros con tortillas de maíz, cubiertos con lechuga y tomate troceados y salsa
• Ensalada de espinacas con aderezo de tahín-limón

Cena
• Frito chino sobre arroz integral: trozos de tofu, brécol, tirabeques, castañas de agua, y col china (bok choy)
• Pedazos de melón Cantalupo rociados con zumo fresco de lima

Aperitivo
• Higos secos

domingo, 22 de marzo de 2015

Receta de batido verde – El gran gigante verde

Receta de batido verde – El gran gigante verde

Te invito a empezar a cuidarte tomando batidos a base de ingredientes 100% naturales que no sólo saciaran tu hambre, sino que también te aportarán nutrientes esenciales en tu dieta.

Hoy te presento la receta de “El gran gigante verde”. Es tan fácil como introducir todos los ingredientes en tu mixer, batir, introducir el batido en tu vaso preferido y ¡ disfrutar!


Para preparar este sanísimo batido verde, necesitarás:
1/2 aguacate
espinaca cruda
1 plátano (mejor si está congelado)
1 vaso de agua de coco
col rizada
una cucharadita de semillas de chia

Si eres de las que necesita algo dulce, siempre puedes añadir un poco de miel para endulzar tu batido.

Espero que pruebes esta receta y ¡ya me dirás qué te ha parecido!

lunes, 6 de octubre de 2014

Sopa borsch vegana

Sopa borsch vegana



La sopa borsch (también borscht o borshch) con su característico color rojo por la remolacha es un plato muy popular en Ucrania. También es típica del resto de Europa Central y del Este. Nina nos presenta esta receta vegana de la popular sopa. Os animamos a probarla!

Dificultad: fácil

comparte esta receta:

Ingredientes para 5 personas
1 litro de agua
1 cubito de caldo de verduras
50 gr. de col
1 patata
1 zanahoria
1 remolacha (precocinada)
cebolla (al gusto)
1 diente de ajo
50 gr de pasta de tomate
1 pizca de azucar
1 pizca de sal
1 cucharada de jugo de limón

Preparación


Ponemos a hervir el litro de agua en una cacerola.

Cuando esté caliente añadimos el cubito de caldo de verduras, la patata cortada en cubitos y la col cortada a tiras.

En una sarten con un poco de aceite ssofreímosel ajo, la cebolla cortada a rodajas finas y la zanahoria rallada. Añadimos entonces la remolacha cortada en juliana, la pasta de tomate, el jugo de limón, y una pizca de azúcar y sal.

Ssofreímostodo. Si vemos que el sofrito se queda demasiado espeso añadimos un poco de agua.

Mezclamos el sofrito con la sopa y dejamos hervir unos 15 min a fuego medio.
Comentarios a la receta

La sopa Borsch se puede acompañar con albóndigas vegetales.

Normalmente se añade un poco de mayonesa vegana o nata.

El tiempo de preparación es de unos 30-40 min.

En vez de limón podemos usar vinagre, pero entonces echaremos un poco menos de una cucharada.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Desayuno vegetariano

1Los desayunos son muy agradecidos para los vegetarianos, porque pueden disfrutar de todo el sabor y los nutrientes de los vegetales,frutas cereales. Ningún omnívoro que se pase al vegetarianismo echará de menos sus antiguos desayunos, ya que una mañana llena de zumos, fruta fresca, café o infusiones, cereales, cruasanes o tostadas con mermelada, e incluso churros, son la mejor manera de empezar el día y un buen incentivo para levantarse cada mañana.

Probablemente la leche es el elemento que más se puede echar en falta, en el caso de los vegetarianos estrictos o veganos, pero hemos de recordar que las leches elaboradas a partir de vegetales (almendras, soja, avena, arroz) son excelentes sustitutivos, sobre todo la de soja, ya que posee una importante cantidad de proteínas, al igual que sucede con la leche de vaca.

Debemos tener cuidado con excedernos con los azúcares refinados y la bollería, que no son beneficiosos en exceso para ningún ser humano, sea cual sea el tipo de dieta que tenga. Siempre que sea posible recurriremos a harinas integrales: pan, cereales, galletas, tostadas... son alimentos más sanos si son integrales, por los efectos beneficiosos que tiene la fibra en nuestro aparato digestivo.

Recuerda que el cuerpo está inactivo durante el sueño y que suele llevar unas diez horas en ayunas, así que no fuerces la máquina. Desayuna ligero si madrugas mucho, y después, dos horas más tarde, o ya a media mañana, aumenta la cantidad de comida. No escatimes en el desayuno: es la comida más importante del día y casi todas las calorías que ingieres se queman a lo largo de toda la jornada.

Ideas y consejos

Una de las mejores maneras de desayunar, por su valor nutritivo y sus beneficios cardiosaludables, es tomar2tostadas de pan integral regadas con aceite de oliva. Rallando un tomate sobre las tostadas incorporamos antioxidantes al desayuno. Otra opción es proveernos de buena cantidad de proteínas vegetales y mucha energía incorporando a la tostada mantequilla de cacahuete.

Las mermeladas disponen también de mucho valor energético, gracias a los azúcares que poseen, además de todos los beneficios que aporta de la fruta. A las vitaminas yminerales que incorporan, hay que destacar que los restos de pulpa y piel tienen importantes cantidades de fibra alimentaria.

Con leche de soja frutas, se pueden elaborar sabrosos batidos, con toda la energía, nutrientes y vitaminas necesarias para empezar bien la jornada laboral. Las ensaladas de fruta pueden completar el desayuno llenando la mesa de color, sabor y vitaminas. De todas ellas, tendrán que predominar las que sean ricas en vitamina C, tales como los cítricos, las fresas o el kiwi, ya que la vitamina C favorece la absorción del hierro.

Los ovolacteovegetarianos tendrán que tener cuidado en no excederse con los lácteos y los huevos. Es recomendable tomar siempre productos desnatados y no sobrepasar las tres unidades de huevos a la semana.

Algunas propuestas para veganos

  Desayuno fresco
31 taza de té con leche de soja, 100 gr de cereales integrales, 1 vaso de zumo de naranja natural, 1 taza de ensalada de frutas (manzana, kiwi, plátano, fresas y pera).

  Desayuno energético
1 batido de leche de soja y plátano o leche de soja con cacao, 2 cruasanes integrales a la plancha, con margarina y mermelada de fresa, 1 zumo de piña y uva, 1 taza de fresas.

  Desayuno mediterráneo
1 taza de café con leche de soja, 2 rebanadas de pan integral con aceite de oliva y tomate fresco rallado, 1 zumo de naranja.

Recordamos que los que no sean vegetarianos estrictos, pueden sustituir la leche de soja por leche de vaca, y la mermelada, por miel.

martes, 11 de febrero de 2014

Arroz rojo mexicano

Arroz rojo mexicano

Un rico arroz con tomate natural que en México es acompañante habitual de muchos platos. Es fácil de preparar y muy rico.
Arroz rojo mexicano
Dificultad: fácil
Preparación: 

Ingredientes para 4 personas

  • 2 tazas de arroz
  • 4 tazas de agua
  • 3 tomates medianos
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 taza de chícharos (guisantes / arvejas)
  • 2 cucharadas de aceite
  • 2 cucharadas de sal
Arroz rojo mexicano :: receta vegetariana

Preparación

Picamos los tomates junto con la media cebolla, el diente de ajo y las 4 tazas de agua. Lo batimos todo junto y reservamos.
En una sartén calentamos 2 cucharadas de aceite y añadimos la dos tazas de arroz. Removemos con cuchara de madera durante unos minutos para dorar el arroz en el aceite.
Cuando el arroz esté dorado, añadimos la mezcla batida de tomate, cebolla, ajo y agua que hemos preparado antes. Removemos y agregamos 2 cucharadas de sal y la taza de chícharos (guisantes).
Cuando dé el primer hervor le damos una vuelta y bajamos un poco el fuego. Podemos taparlo para que el vapor haga el arroz uniformemente. Antes de que el agua se consuma es recomendable ajustar el punto de sal.
Comprobaremos con una cuchara, haciendo un huequito, si queda agua en el fondo. Cuando veamos que ya no queda líquido y el arroz está hecho, apagamos el fuego y queda listo para servir.

Comentarios a la receta

Podemos acompañar este arroz con cualquier plato tradicional mexicano.

Lasaña boloñesa vegana

Lasaña boloñesa vegana

Receta de lasaña vegana con salsa boloñesa y bechamel. Un clásico de la cocina italiana adaptado a la gastronomía vegana. Deliciosa.
Lasaña boloñesa vegana
Dificultad: media
Preparación: 

Ingredientes para 3 personas

  • 15 placas para lasaña (200 g. aprox.)
  • 700 g. de tomate triturado
  • 70 g. de soja texturizada fina
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 60 g. de harina
  • 60 g. de aceite
  • 600 ml. de leche vegetal (avena, almendra, soja…)
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • Sal y pimienta
Lasaña boloñesa vegana :: receta vegetariana

Preparación

Precalentamos el horno a 180 grados C.
Empezamos con la salsa boloñesa. Hidratamos la soja texturizada con un poco de agua. Echar el agua poco a poco, pues nos interesa que no quede totalmente húmeda. Si nos pasamos de agua, simplemente escurrimos el líquido sobrante.
Lavamos y picamos la cebolla y las zanahorias.
Calentamos una cucharada de aceite de oliva en un sartén donde sofreiremos unos minutos la cebolla. Añadiremos después las zanahorias y les daremos unas vueltas en la sartén 3 minutos. Agregamos el tomate triturado y salpimentamos. Dejaremos que se haga la salsa a fuego medio durante unos 15 minutos, removiendo con frecuencia para evitar que se pegue. Una vez que esté lista la salsa boloñesa la reservamos.
Ahora hacemos la bechamel. En otra sartén calentamos 60 g. de aceite. Cuando haya alcanzado el aceite buena temperatura tostamos un poco 60 g. de harina removiendo con la cuchara de madera. Después vamos añadiendo poco a poco la leche vegetal mientras removemos para evitar que se formen grumos. Seguimos removiendo hasta lograr la textura deseada. Es recomendable que no espesemos mucho la bechamel, hay que dejarla cremosa pero no espesa. Para finalizar añadimos una cucharadita pequeña de nuez moscada molida, otra de sal y removemos bien. Retiramos la sartén del fuego y reservamos la bechamel.
Ponemos a hervir las placas de lasaña según las instrucciones del envase. Existen placas de lasaña precocidas, que facilitan mucho la preparación, pues se usan secas directamente con el resto de ingredientes en la fuente donde montaremos la lasaña antes de meterla en el horno.
Es el momento de montar nuestra lasaña vegana. Usaremos una fuente rectangular para el horno en la que quepan unas al lado de otras 3 láminas de lasaña cubriendo la mayor parte del recipiente.
Primero extendemos en la fuente una capa de salsa boloñesa sobre la que ponemos una primera capa de láminas de lasaña. Ahora iremos alternando una capa de boloñesa, una capita de bechamel y nuevamente 3 placas de lasaña. Repetimos la operación hasta quedarnos sin láminas de lasaña. Esta última capa la cubrimos sólo con salsa de tomate boloñesa. Hay que calcular y repartir bien la salsa para que la última capa quede bien cubierta, de lo contrario la pasta de las láminas se secará.
Metemos la fuente en el horno que hemos calentado previamente a 180 grados C y dejamos hornear durante unos 30 minutos. Cuándo vemos que se empieza a tostar por encima es momento de apagar el horno y servir nuestra lasaña vegana.
¡Buen provecho!

Desayuno crudívoro

Ideas para el desayuno crudívoro

¡Comienza el día de la mejor manera posible con un desayuno de alimentos crudos!

Elimina el desayuno fuerte

Si quieres ser productivo en tu día y en tu vida, debes sentirte bien y tener la energía para actuar.
A pesar de lo que puedes haber oído en los medios de comunicación, comer un desayuno abundante (que es difícil de digerir) por la mañana en realidad irá en detrimento de tu energía durante el día.
Esto se debe a que tu cuerpo gasta hasta un 70% de la energía en descomponer los alimentos. ¿Quieres gastar tu energía en la digestión o en hacer las cosas y sentirse bien cuando haciéndolas?

Opciones para un desayuno de alimentos crudos

Esta es la manera de alimentar tu cuerpo en la mañana con el alimento que requiera la menor cantidad de esfuerzo digestivo posible:
Paso 1 – Agua
Antes de comer cualquier cosa en la mañana, bebe al menos dos vasos grandes de agua pura para limpiar tu sistema e hidratar tu cuerpo después del ayuno durante toda la noche.
Paso 2 – Jugo Verde
Deberías agregar un jugo de vegetales fresco a tu vida todos los días, así que ¿por qué no empezar con eso a primera hora de la mañana?. De hecho, es una manera ideal de empezar el día.
El jugo verde brinda una alcalinidad superior, nutrición e hidratación mientras que no requiere casi ningún esfuerzo para digerirse debido a su forma líquida, altamente concentrada.
Este elixir de la naturaleza te puede dar un puntapié inicial tan poderoso que va a dejar el café en el olvido.
Un consejo:
Con un buen exprimidor solo toma un par de minutos hacerte en jugo y limpiar después.

Paso 3 – Elije cualquiera o una combinación de los siguientes:

Batidos verdes
Un batido verde es también una excelente opción de comida cruda para el desayuno. Repito, lleno de nutrición y alcalinidad. La licuadora ‘pre-digiere “la comida, así que es fácil para tu cuerpo descomponerla. La fibra puede mantenerte hasta la hora del almuerzo. Toma solo unos minutos para prepararse. Y si haces demasiado, simplemente lleva el resto contigo al trabajo en una botella.
Alimentos crudos
El desayuno es la comida más fácil de comer cruda. La mayoría de los alimentos con los que la gente tiene problemas para renunciar son aquellos que típicamente se consumen más adelante en el día. Así que infiltrar  golosinas crudivegana en tu hora del desayuno es la mejor manera de empezar.
Una manera genial de comenzar tu transición a una dieta cruda es comer fruta en el desayuno. Incluso si comes lo que quieras en el almuerzo y la cena, haz del desayuno un ‘territorio dedicado a las frutas’. La fruta se come mejor con el estómago vacío, ya que se digiere muy rápidamente (aprox. 30 minutos) y los hidratos de carbono simples de los alimentos integrales te mantendrán en movimiento durante horas.
No sólo que puedes, sino que debes comer mucha fruta porque querrás conseguir suficientes calorías. A modo de ejemplo, piensa en diez plátanos o naranjas para el desayuno.
 Recetas para un desayuno crudívoro
Puedes preparar muchos desayunos saludables y súper deliciosos en un santiamén con la ayuda de una licuadora adecuada:
  • ¿Te falta el cereal de la mañana? Come granola cruda con leche de nuez de almendra.
  • ¿Te falta el pan y el queso? Come unas galletas de lino con paté de nueces.
  • ¿Te falta el yogurt? Crea un batido crudo espeso incorporando leche de nuez.
  • ¿Extrañas las donas? ¡Come un poco de pastel para crudívoros en la mañana!
¡Todo esto es posible con una licuadora de alta velocidad para alimentos crudos!
 Otros alimentos
Lo ideal sería comer un desayuno “totalmente crudo”.
Pero siéntete libre de añadir alimentos sanos crudos a tu dieta poco a poco. Puedes probar algo nuevo cada día, semana o incluso cada mes.
Cualquier cosa que funcione para ti. Antes de que te des cuenta, estarás comiendo una enorme proporción de tu dieta diaria en estado crudo. Y podrás sentirlo.
Si deseas seguir comiendo algunas cosas más pesadas para el desayuno, se recomienda que comas toda la fruta que quieras para el desayuno en primer lugar, seguido por (después de 20 minutos más o menos para permitir la digestión de las frutas) cualquier otra cosa que desees comer. Siempre que puedas busca alimentos integrales livianos.
 Un consejo:
La fruta es muy divertida:
  • Puedes comer tanto como quieras
  • Sabe muy bien!
  • Podría ayudarte con los antojos / problemas de comer en exceso  durante el día, ya que contiene hidratos de carbono simples suficientes para alimentar nuestros cuerpos correctamente.
 Paso 4 – Crear un ritual diario de la mañana
Una de las maneras más eficaces de prepararte para el éxito en tu día, de la mano con un desayuno crudo nutritivo, es crear un ritual diario de la mañana.
El ejercicio es una muy buena opción pero lo ideal es tratar de incluir una actividad que proporcionará armonía a tu mente y te hará sentir centrado y en equilibrio, como por ejemplo:
  • La respiración profunda
  • La meditación
  • Escribir en un diario
  • Visualizar, tomarte un par de ‘minutos gratitud’
  • Leer una página de un libro de inspiración
  • Hacer estiramiento
  • Yoga
 Tan poco como 5 minutos o hasta una hora. Tú decides cuánto tiempo usted dedicarle a la actividad que elijas.
Regálate un poco de “tiempo para mí” para nutrir el cuerpo, la mente y el espíritu antes que la vida pase y distraiga. Todos los días.

Paso 5 – Disfruta de tu desayuno crudo y de tu ”tiempo para mí”

¡Que tengas un día maravilloso, amante de la comida cruda! :)

lunes, 3 de febrero de 2014

Crema de calabaza


Ingredientes:
una calabaza pequeña
3 zanahorias
2 patatas medianas
1 cebolla mediana
1 cubito caldo vegetal bio (opcional)
margarina vegetal
Guarnición:
dos chiribias
dos boniatos
aceite para freir

Preparación:

Pelamos y troceamos la calabaza, la zanahoria, las patatas y la cebolla y los rehogamos en una cazuela unos 5 min.cubrimos con agua caliente , echar sal y dejar hervir unos 20 min.

Mientras preparamos el acompañamiento para la crema :

Pelamos la chirivia y el boniato y los rallamos como patatas chips. los freimos directamente en abundante aceite muy caliente hasta que estén doraditos.

Cuando pasen los 20 min de la crema, trituramos con la batidora (si esta muy espesa añadir agua hasta que este a nuestro gusto la textura) .

Poner en cazuelitas individules con unos chips de chirivia y boniato como decoracion. el resto acompañarlo en un plato aparte para ir añadiendo a la crema.

¡buen provecho!

Garbanzos con col


Ingredientes:
500 gr de garbanzos remojados 1/4 de col blanca o repollo
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
1 puerro
1 zanahoria
un chorreón de tomate frito
1/2 partilla de caldo vegetal
1 pizca de cúrcuma
1 pizca de pimienta
1/2 cucharadita de sal
1.5 litros de agua

Preparación:

Añade la col y remover unos instantes y añadir los garbanzos escurridos añadir el resto de los ingredientes y poner en la olla express 30 min

Ingredientes:

24 champiñones grandes
100 gramos de cuscus
1 cebolla grande
1 pimiento verde italiano mediano
1/2 puerro grande Mix de pimientas Aceite de oliva

Preparación:

Paso 1: Calentamos en el microondas un bol con agua. Añadimos el cuscus, tapamos y dejamos reposar. Ponemos a calentar una sartén a fuego medio.

Paso 2: Limpiamos los champiñones. Separamos la cabeza del tallo (reservamos a parte). Engrasamos una bandeja de horno y ponemos los champiñones con la parte hueca haca arriba. Dentro de cada uno echamos una pizca de pimienta y un chorrito de aceite. Lo metemos en el horno a 180º hasta que se haga (dependerá del tamaño), entre unos 10 y 15 minutos aproximadamente.

Paso 3: Lavamos y secamos el pimiento. Picamos en cuadraditos muy pequeños la cebolla, el pimiento, el tallo de los champiñones y el puerro, reservamos cada uno en un bol. Con un chorrito de aceite vamos pochando a fuego medio la cebolla y el puerro. Una vez que el puerro y la cebolla están casi hechos añadimos el pimiento verde y los tallos de los champiñones picados. Dejamos pochar todo junto.

Paso 4: Cuando veamos que los champiñones del horno están hechos los sacamos. Añadimos el agua que se les habrá quedado dentro (o salido por la bandeja) a la sartén. Mezclamos para juntarlo todo bien. Como ya tendremos el cuscus hecho, lo escurrimos si fuese necesario, y lo añadimos a la sartén. Removemos todo a conciencia. Dejamos reposar al fuego 5 minutos y lo retiramos.

Verduritas crujientes y tofu con semillas tostadas


Ingredientes:
1/2 coliflor grande
1/2 broòcoli
2 zanahorias
1/2 pimiento verde y medio rojo
una cebolla morada pequeña o media blanca
3 rodajas grandes de jengibre fresco picado
aceite de sésamo
salsa de soja ecológica
200 gramos de tofu firme
sal y pimienta
mezcla de semillas compuesto por semillas de calabaza
de girasol y sésamo.1 cucharadita de especias recién molidas cardamomo
pimienta negra y comino

Preparación:
Lavar y separar en flores la coliflor y el brócoli. pelar y trocear en rodajas finas o en láminas con el pelador de patatas la zanahoria, y poner el aceite de sésamo en una sartén o wok y pochar el jengibre fínamente picado. Cuando ha soltado un poquito de aroma, añadir la cebolla finamente picada y dejar que se ponga un poco transparente sin quemarla. Añadir el pimiento en tiras y saltear. Después la zanahoria y la coliflor. Saltear unos minutos,por último se añada el brócoli. Añadir la sal , la cucharadita de mezcla de especias.La verdura tiene que quedar un punto crujiente.En otra sartén aparte añadir una cucharada de aceite de sésamo y cuando esté muy calliente añadir el tofu, no remover continuamente, dejar que se selle y dore por un lado antes de dar la vuelta. Al terminar añadir un poco de salsa de soja y añadir a las verduritas crujientes. En otra sartén sin ningún tipo de aceite tostar sin quemar la mezcla de semillas y añadir al plato como decoración y servir caliente.

Albóndigas en salsa de vino tinto


Ingredientes:
1 lata de lentejas (200 gramos)
1 patata
1 zanahoria
50 gramos de guisantes congelados
20 gramos de setas frescas o de lata
1 cebolla
1 diente de ajo
40 gramos de copos de avena muy finos
2 cucharadas de harina integral
1/2 cucharadita de ras-el-hanout
1/2 cucharadita de comino
1 cubito de caldo de verduras
sal
pimienta
menta
perejíl
Para la salsa : 1 lata de tomate triturado natural (400g)
1 cebolla
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1 diente de ajo
15cl de vino tinto
10 aceitunas
sal
pimienta
hierbas de provenza

Preparación:

Picar la cebolla muy fina, echarla en una sartén con aceite de oliva. Añadirle la patata y la zanahoria cortadas muy, muy finas. Cuando estén un poco tiernas, añadir el cubito de caldo diluido en 10cl de agua caliente. Añadir las setas picadas, los guisantes, el ajo picado, las especias (pero no las hierbas), tapar y dejar que se haga unos 10 minutos a fuego medio. Añadir las lentejas, la avena, mezclar bien y dejar que todo el líquido se evapore (unos 5 minutos más a fuego lento). Apagar el fuego, verter esta mezcla en un bol, y triturar con el mini pimmer. Añadir la harina, las hierbas picadas, mezclar bien, y dejar que se enfríe media hora.

Mientras tanto, preparar la salsa : Picar la cebolla, echarla en una sartén con aceite de oliva, añadir los pimientos cortados muy finitos, el ajo, dejar que se dore bien. Añadir el tomate, tapar y dejar unos 5 minutos a fuego medio. Añadir el vino, sal, pimienta, hierbas, las aceitunas, volver a tapar y dejar que la salsa vaya reduciendo a fuego lento unos 30 minutos. Formar las albóndigas : poner un poco de harina en un plato. Con una cuchara o con las manos, ir formando bolitas con la mezcla de verduras del tamaño de una pelotita de ping pong, y pasarlas ligeramente por harina antes de disponerlas en una bandeja para el horno (cubierta con papel antiadherente). Una vez todas las bolas formadas, hornearlas a 220 grados unos 15 minutos. Sacar las albóndigas del horno, disponerlas en la sartén de la salsa y darles vueltas (con cuidado para que no se deshagan) para que vayan absorbiendo un poco del líquido. Servirlas inmediatamente en platos hondos acompañadas de mucha salsa y de arroz o cuscús.

Hamburguesa de alubias


Ingredientes:

1 taza de arroz
2 tazas de agua
1 bote de alubias blancas
1 cebolla pequeña
1 tomate
1 zanahoria grande
un puñado de semillas de sésamo
aceitunas negras
sal
aceite
Preparación:

En un bol se chafan las alubias con un tenedor. En este bol se le añaden la zanahoria rallada, la cebolleta y el tomate picados, y las olivas a rodajas. Se sala.
Servir calientes